15 enero 2011

Recuerdos

Mientras caminaba por los descuidados pasillos de la escuela en la que comenzaría y terminaría esa tan polémica educación secundaria, a menudo me preguntaba cuales serían aquellas historias que perdurarían para la eternidad; si aquellas de las que el el distante y desvanecido recuerdo fuese la única referencia o quizá aquellas que se irían formando tan sólo como leyendas aunque quizá estas nunca tuvieron ni tendrán nunca ubicación en el espacio y tiempo que nos predispone.

Quizá serán las leyendas, y cuando el tiempo haya transcurrido y fuese cuestionado acerca de un hecho que fue escuchado a través de estas voces y mitos, quizá mi memoria ya se encuentre fuertemente influenciada por esas voces que yo mimo escuche alguna vez y entonces no sea capaz de separar los recuerdos que fueron escuchados de los que fueron vividos y esto me lleve a quedar atrapado en una esfera espiritual que flota entre lo tangible y lo intangible.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario